25 marzo, 2006

Anos blancos no ofenden

Hemos sudado sangre en busca de una imagen para ilustrar esta entradaPasadas las fiebres del Botox y el método Pilates, parece ser que lo más fashion en cuanto a cuidado personal es la michaeljacksonización del ano (o blanqueo del ojo moreno). Es curioso que quienes dedican grandes sumas a mantenerse bronceados durante todo el año tengan que reservar una parte de su presupuesto a luchar contra la Madre Naturaleza en una zona donde nunca llega la luz del sol (de ahí la expresión anglosajona "stick it where the sun don't shine") pero que, paradójicamente, conserva un perfecto color cobrizo. Y es que la gente a la que le sobra la pasta hace cosas muy raras.

El anal bleaching tiene su propia entrada en la Wikipedia, desde donde se puede acceder a diversos artículos de prensa sobre el tema y se señala a un par de celebridades que se han sometido a este tratamiento cosmético para el que se usa una crema a base de hidroquinona. La actriz porno Tabitha Stevens (desconocida en esta casa) habló de esta técnica en el programa de Howard Stern, mientras que Lara Flynn Boyle (Twin Peaks, Happiness) fue delatada por un columnista de cotilleo como practicante del blanqueo de marras, si bien podría tratarse de una leyenda urbana como la que persigue a Richard Gere desde hace décadas. Seguro que esta nueva moda no tardará en cruzar el charco y formará parte de la oferta de corporaciones dermoestéticas de todo tipo pero, al igual que los piercings y los tatuajes en las partes pudendas, su visión estará reservada a un círculo muy restringido.

Wikipedia: Anal bleaching

Comments

6 Responses to "Anos blancos no ofenden"

El baron rojo dijo... 25/3/06 6:47 p. m.

En mi vida había escuchado semejante cosa...

La ciencia avanza que es una barbaridad.

Demasiado tiempo sin pasarme por aquí, buen trabajo.

Dosjerez dijo... 26/3/06 10:34 a. m.

En realidad no todo el mundo lo tiene cobrizo, el color oscila desde un sonrosado pálido a un negro profundo, pero ciertamente en la inmensa mayoría de la peña es un color oscuro. Como practicantes esporádicos del sexo anal hemos visto bastantes, pero blanco, lo que se dice blanco ninguno, no somos quien para juzgar como estúpidas las costumbres de otros, pero ciertamente intentar blanquar tal parte no parece demasiado razonable, suponemos que los productos usados no serán demasiado dañinos pero el ano es una mucosa en tanto en cuanto es una abertura, no quiero ni pensar en los estragos que puede hacer un producto agresivo en una parte que al fin y al cabo no es fácil de ver...

Anónimo dijo... 28/3/06 11:32 a. m.

Hablando de oscuros objetos de deseo...imprescindible el '10 to anal' de la genial Petite Claudine.

Una serie de directrices para introducir a tu pareja en este mundillo de la puerta trasera.

http://www.lapetiteclaudine.com/archives/cat_10_to_anal.html

Saludos!

Johnny Lingam dijo... 28/3/06 12:43 p. m.

Me alegro de verle por aquí, Barón. Agradezco a Dos Jerez sus precisiones, comparto su perplejidad hacia esta manía de oscurecer lo pálido y blanquear lo oscuro y pido disculpas por no haber contestado aún a su correo (prometo hacerlo en breve). Por último, me sumo a la recomendación del usuario anónimo, pero lamento que la serie educativa de LPC no llegara nunca a los diez artículos.

Anónimo dijo... 7/4/06 11:47 p. m.

¡Queremos más contenidos en Afrodelia! x-)

Una web sobre fotografía y arte erótico inspirado en Nuestra Madre Naturaleza.

el zurdo dijo... 29/4/06 1:16 a. m.

No es exactamente lo mismo, pero tiene que ver. Fragmento de mi novela LA CANCION DEL AMOR.

"-Y disfrutabas metiéndote en el coño las crías de los animales pequeños... ¿Cómo te decía yo?
-««Don Froilán», «Don Froilán», un tipo ambiguo y marsupial.»
-Te ponías a cien sintiendo rebullir entre los muslos a los gusarapitos ciegos, que debían pensar que volvían al punto de partida... Una noche incluso te desmayaste de placer: buen susto me diste.
-Fue cuando me metí un par de crías de Encarnación Gutiérrez Bastida, la cobaya, y la puse a ella tumbada de través para que mis huéspedes, asomados, mamasen... Encarnita me acariciaba con el rabito y su hociquillo nervioso justo donde ahora me rozan tus orejas..."

Publicar un comentario en la entrada

Last.fm Tumblr

Comentarios recientes

Blogroll