25 abril, 2006

10 horas en el Paraíso: un trip report de mescalina

Cristales de mescalina extraída del T. PachanoiNo abundan los trip reports en castellano, y tampoco existen webs que se ocupen de recopilarlos, como hace Erowid en el ámbito anglosajón. Cuando uno se encuentra con un relato de un nivel por encima de la media, como es este de Gancho encontrado en el cannabis café, no puede por menos que sacarlo de las profundidades del foro, donde podria perderse con el paso del tiempo. Por supuesto que los psicodélicos tienen dos caras que, a menudo, se manifiestan en un mismo viaje. Por si alguien quiere contrastar esta experiencia extática y decididamente positiva con otra no tan agradable, puede visitar el weblog de Porku y leer otro excelente informe radicalmente opuesto a este.

"El reloj marcaba las 2:00 pm. Hacía casi ya dos horas desde que mi compañero de viajes y yo ingerimos 25 gramos de polvo de Trichocereus Peruvianus con zumo de naranja. Estábamos inquietos. Tenía una extraña sensación, como si una microscópica palanca se hubiera activado en mi cerebro. Reloj, no marcas las horas... con mescalinaNo pasaba nada, pero tenía la absoluta certeza de que algo grande se estaba cociendo y no tardaría en desvelarse.

De pronto, todo comenzó. La temperatura corporal había subido. En un instante, las paredes, los pósters de Bob Marley de la habitación, las fotografías de viajes a lugares lejanos, todo, absolutamente todo, comenzó a respirar. Era como si una invisible brisa estuviera acariciando los objetos. Pequeñas olas comenzaban a crecer, susurrando explosiones de color a cada objeto que mantenía la mirada. Cerré los ojos por un momento, esperando ver bellos caleidoscopios o quizás un bombardeo emocional de imágenes aleatorias, pero nunca pensé que llegaría a presenciar semejante belleza. Un bosque de hayas, el trasluz del sol que apenas deja llegar unos pocos rayos al suelo. Puedo notar el manto suave de hojas bajo mis pies aderezado con un dulce rocío. No sólo estoy viajando por un lugar tan nítido y real como la realidad convencional, sino que estoy sintiendo de una forma real, ultrarreal. Podemos recordar la sensación de la espuma de las olas, efervesciendo en nuestros pies a la orilla del mar, pero la pregunta es, ¿podemos revivirla? La respuesta es sí. Sentir no sólo el placer que nos produce esa sensación, sino cada célula de nuestro cuerpo gozando orgásmicamente de la envoltura de esa espuma, que nos produce una descarga de absoluto éxtasis de placer indefinido. Lo único que puedo hacer es llorar de emoción, sentirme la persona mas afortunada del mundo durante ese instante, ¿o fue una eternidad?

Miro el reloj. Han pasado cuatro horas ya desde el comienzo de los efectos. La mescalina tiene una cualidad peculiar respecto a otras sustancias, como los hongos o la LSD. Comienza a subir a las dos horas. Uno va inexorablemente subiendo de nivel de una forma sutil y estableciéndose durante unos minutos, luego continúa subiendo de escalón durante unas 5 horas, sin hostiazos, sin olas que te llevan y te traen a la realidad ordinaria. Una subida sutil y progresiva, como si de un globo aerostático se tratase. Pero ojo, a veces hay turbulencias. La percepción temporal se ha disuelto en un mar de imaginería: arcos de medio punto, patios con naranjos y vendedores de especias siguen su curso vital en una época indefinible, pero definitivamente anterior a la actual. Bob tridimensionalizándoseEsta vez podría ser una abeja, o un pajarito, ya que puedo ver desde arriba las callejuelas árabes de esa remota España del Al-Andalus y a una velocidad pasmosa que no incide sobre la definición. El detalle más nimio concede a este lugar un carácter ultrarreal.

Miro a mi alrededor. El póster de Bob Marley es de photomosaic, de ésos hechos a base de miles de portadas de disco en pequeño. Bien, veo a Bob Marley totalmente salido de la pared. Tridimensión trimetoxifeniletilamínica, como los dibujos del "Ojo Mágico", pero en Cinemascope. Bob Marley se mueve. De repente, es un león. No tengo que hacer el menor esfuerzo por verlo. Retiro la mirada, vuelvo a mirar. Sí, definitivamente es un gran león fumándose un porro y mirándome a los ojos con serenidad y alteza.

La memoria inmediata se me ha reducido a polvo. Voy a la cocina, cojo chocolate ¿Qué hago aquí?, ¿De quién es esta casa? "Olvídalo. Estás a tope de mescalina. Cómete el chocolate", me dice una pequeña voz. Una explosión de sabor se adueña de mi paladar; un dulzor que me hace despertar y volver al cuarto.

Mi colega está tumbado en el suelo, sonriendo de placer mientras saborea cada nota de la maravillosa canción "Golden Brown", de los Stranglers. He de decir que no he probado ninguna sustancia que supere a la mescalina en cuanto a percepción auditiva. La música condiciona mucho el viaje, ya que mi imaginería se construye en cimientos de pentagramas, algo que no deja de asombrarme.

Han pasado ya nueve horas desde que comenzó a subir. Estamos más tranquilos, con una paz agradecida tras la catarsis sensorial y la continua euforia. Estoy un poco rojo y acalorado. La cabeza comienza a dolerme un poco, aunque desconozco si se trata del San Pedro o de la infinidad de canutos que han acolchado el viaje. Comienzo a mirar las fotos del cuarto. Hay una foto en particular, no puedo creer lo que veo, es una foto del paseo por el parque del Oeste que lleva de Moncloa a Ciudad Universitaria. La foto esta en blanco y negro, y sin embargo colores primarios comienzan a colorearla, suavizarla y transformarla definitivamente en una belleza impresionista digna de Van Gogh. La profundidad de la foto es abismal, idéntica a una ventana que te concediera una mirada a un tiempo y un espacio desconocidos, pero a la vez familiar. Una aspirina y como nuevoSin duda es maravilloso observar todo. Todo adquiere una nueva significación que le dota de gran importancia. Se manifiesta la esencia de cada cosa, desde un lápiz a un sonido de bajo de los Led Zeppelin.

Tomo como referencia el póster de Bob Marley. La mescalina es tan terrenal que a veces pienso que los efectos se han acabado, así que tomo como referencia los visuales del póster, que desgraciadamente han dejado de tener su anterior significación. Es la 1:00 AM y los efectos han pasado definitivamente. Sólo tengo un persistente dolor de cabeza que tendré que calmar con una aspirina horas después. Esa noche intenté dormir, pero me dio la sensación de que no lo hice. Sueños lúcidos y vívidos en los que de repente despertaba en medio de la noche, así hasta por la mañana. Desperté con el cuerpo perfecto, tranquilo y con una sensibilidad especial hacia todo lo que me rodeaba, que duró hasta hoy domingo 23 de abril.

Espero que el relato os haya acercado un poquito más, a las maravillas de esta sustancia, de nuestra mente y del mundo que nos rodea."

Enviado por Gancho al cannabis café

Comments

4 Responses to "10 horas en el Paraíso: un trip report de mescalina"

Anónimo dijo... 22/5/09 8:46 a. m.

Eso fue hermoso compañero, estoy ansioso por fusionar mi sensibilidad humana con la hermosura del trip de la vida con esa sustancia, impresionante relato.:)

Anónimo dijo... 27/11/09 4:51 p. m.

Que grata situacion el encontrar mi historia despues de los años en subida a un blog! La intente rescatar y para mi sorpresa esta bien viva. Muchas gracias por subirla, unos años mas tarde sigo acordándome con nitidez de cada momento descrito, como si hubiera abierto los ojos por primera vez,lo dicho, muchas gracias!
GaNChO

Sandy dijo... 4/12/09 3:26 p. m.

Dios que grande, me ha servido de gran ayuda para decidirme a intentar vivir una experiencia tan flipante
Gracias

Anónimo dijo... 7/12/09 6:04 a. m.

yo tube una experiencia magnoterrorificamente bella con san pedro.... les cuento. lo hice en mi cuarto junto ocn mi hermano, tomamos la infusion yo no percibi nada extraño hasta me defraude de haber tomado tan amarga dosis, estaba frente al pc esperando ... miro a mi hermano y l edigo esto no funciona y me di vueltas denuevo al pc a mirar lo qu eleia, luego vacilo un momento pensando vi a mi hermaqno con una polera a rayas??? m evolteo y no era asi tenia una polera cafe, y dije wouaaa algo pasa, los objetos comenzaron gradualmente a moverse como si un viento moviera todo como si cada libro dle estante quisiera escaparse como si las sombras bailaran dentro de lo que fuese dond ehubiese luz, decidi apagar la luz,mi hermano estubo en cactus tbn comigo aquella noche peor poco hablo, creo nunca quizo contarme su experiencia con tanto detalle, esa noche apagamos la luz y las dimenciones cobraban otro nivel podia ver las redes que tejian la realidad y seres que venian a mi pieza a observarme, gigantes y pequeños, era como que habai mucha luz, un lado d emi pieza era rojo y otro azul, el bien y el mal, decidi quedarme el medio , todo se derretia o transmitia colores como mostacillas brillantes qu etejian la realidad mediante unas redes, luego salgo al jardin, pro qu eme senti aun poco sofocado, todo cambio estaba en otro mundo camine mucho, me mantube quieto muy pocas veces cuando veia o sentia algo realmente horroroso frente a mi, pasaron la shoras y volvia a mi cuarto d evez en cuando los rostros humanos como el d emi hermano se veian horribles como mosntruos muy feos , y en un momento mi viaje se torno mas mistico, senti qu eposeia uan serpiente negra ne mi estomago la cual era la causante d emis males la vomite, y me dirigi a un arbol qu elo toque con la mano y vi su interior como funcionaban susu celulas y el movimiento hermoso qu eadentro de el habia,eso paso en unso segundos toqu eel arbol y ese golpe d eimagenes fue como si tocaras un enchufe y te diera la corriente aleje la mano asombrado rapidamente y deje de sentir esas emocione se imagenes al cerra lso ojos, luego decidi apollar mi cabeza contra el arbol y cerrar los ojos, y una bibracion me penetro por todo el cuerpo a tal punto d eno distinguir la distancia d emi cabeza y los piez al suelo y el arbol me absorvio y ke atravezo con una luminocidad un rayo como de oro qu epenetro mi frente hazta la tierra luego lamentablemente mi hermano llego a buscarme pro qu em evio muy pegado , ya hera de dia nunca supe cuanto rato paso cuando tiempo estube junto a ese arbol, y esa fue mi primera experiencia muchas veces ma singeri san pedro como 5 veces mas, peor fue muy diferente vi alienigenas pro todos lados y fue un poco desagradable, exepto una vez qu evi un amanecer , el mejor d emi vida un amanecer hermoso, era el paraiso, el fuego la luz lso diamantes en el cielo, fue hermoso.... peo rl amas significativa fue la del arbol qu em eenseño... a botar el mal d emi estomago

Publicar un comentario en la entrada

Last.fm Tumblr

Comentarios recientes

Blogroll