19 diciembre, 2006

Tomar la pastilla azul... y combinarla con MDMA

Un chiste tirando a facilónEl Pais publicaba recientemente un artículo sobre el Viagra que ha causado bastante revuelo. No tanto, sin embargo, como el que provocó uno de los precursores de este descubrimiento cuando presentó su hallazgo en un congreso de urología:
"El siguiente avance llegó en 1983, cuando el urólogo británico Giles Brindley dio una reveladora presentación frente a sus colegas en este campo, reunidos en las Vegas. Brindley les dijo que acababa de inyectarse fenoxibenzamina y, dejando caer sus pantalones y mostrando su órgano erecto, pasó a mostrarles los resultados"
Sexual Chemistry

Según cuentan en un weblog donde se analiza la hazaña de Brindley, el científico probó otras treinta y tres sustancias antes de dar con la definitiva. Más aún, el urólogo britanico paseó su erección entre los asistentes al congreso para demostrar que no estaba usando una prótesis. Según uno de ellos "Se bajó al pasillo y nos dejó tocársela. La gente no se podía creer que no fuera una prótesis". Según parece, y a pesar de su apariencia, Brindley pertenece al club de los "no-me-cabe-en-un-vaso-de-tubo", presidido por Nacho Vidal.

Lo cierto es que nadie se acuerda ya de la fenoxibenzamina, dado que pocos años más tarde los laboratorios Pfizer descubrieron -por pura casualidad- el Viagra, uno de los hitos médicos del siglo pasado y fuente de enormes beneficios para esta compañía farmacéutica.

La pastilla amarilla dura más que la azulEl caso es que, por muy famosa que sea la pastilla azul, parece ser que los descubrimientos de sus competidores son aún más eficaces, al menos el no tan conocido Tadalafilo (Cialis) que, gracias a su mayor vida media y en inferioridad de efectos secundarios e igualdad de contraindicaciones, funciona hasta 36 horas después de la ingesta, con lo que proporciona vigor sexual durante todo un fin de semana.

Volviendo al artículo de El Pais, hay que desconfiar bastante de algunas de las afirmaciones que en él se hacen. Sin embargo, y antes de probar la combinación más popular con los inhibidores de la Fosfodiesterasa-5 (Viagra, Levitra y Cialis), que incluye al MDMA como ingrediente y se ha dado en llamar "Séxtasis", es muy recomendable la prudencia y la consulta de toda la información disponible a este respecto. Un buen sitio para empezar:

Using Viagra with MDMA to facilitate erections in Males


Del documento de bluelight extraemos las principales recomendaciones:

- Es sabido que el MDMA retrasa o imposibilita el orgasmo durante las primeras horas. Si a esto le sumamos el aumento de la capacidad eréctil que producen los inhibidores PD-5, será conveniente retrasar el inicio de la actividad sexual o buscar una pareja dispuesta a embarcarse en una muy duradera sesión de mambo. Y no olviden el lubricante para la fricción.

- El documento enfatiza la importancia de partir de una dosis baja de Viagra y de no añadir refuerzos posteriores.

- Para evitar efectos secundarios, el Viagra y el MDMA no deberían tomarse simultáneamente. Se recomienda dejar pasar de 30 a 45 minutos entre uno y otro fármaco. Es de suponer que con Cialis no hay que tomar tantas precauciones.

- Dado que, tanto el Viagra, como el MDMA, como la actividad sexual enérgica, están contraindicados en pacientes cardíacos, debería sobrar la advertencia, pero es evidente que la combinación de los tres factores aumentará los riesgos. Allá cada cual si le apetece morir de una forma tan agradable.

Comments

2 Responses to "Tomar la pastilla azul... y combinarla con MDMA"

Joaquín dijo... 1/6/07 5:18 p. m.

Hola Johnny,

He enlazado tu blog en

http://garciaweil.blogspot.com

Saludos.

Johnny Lingam dijo... 13/6/07 3:40 p. m.

Gracias por el linkback, Joaquín.

Publicar un comentario

Last.fm Tumblr

Comentarios recientes

Blogroll