21 octubre, 2007

Tristeza post porno

Hans Bellmer: Vanidad. Pincha para ampliar
«Dice un conocido de un amigo que no me cae bien en realidad, que cuando se la casca por quinta vez viendo porno que en realidad no le pone, solo que es como el perro de Paulov y al ver porno=paja, dice este guarro que al final del todo, cuando te acabas el juego de las pajas y matas al monstruo fin de fase, acabas viendo el sexo como algo estúpido y sinsentido, y ves un trozo de carne entrando y saliendo en un trozo de carne sin ningún tipo de sentido. Y si permaneces con la boca semiabierta el suficiente tiempo empiezas a ver cómo una luz, pequeña al principio, juguete por dentro, platano es, empieza a crecer justo en la juntura de los fornicadores.

"¿Y entonces, qué? ¿Viste a dios? ¿Escapaste del sansara? ¿Aborreces desde entonces la esclavitud de la carne?"


No. Entró mi madre y me dijo "¡¿Qué haces nene?!", y yo le dije "¡¡Jo mamá, es que me picaba mucho!!".

Tristemente basado en hechos reales.»
Sexo

Comments

3 Responses to "Tristeza post porno"

Elocuente dijo... 22/10/07 10:55 a. m.

Hola Johnny. Gracias por tus aportaciones en "comemelcoco". Tu blog es fantástico. En cuanto a la tristeza postporno... Creo que todos nos hemos sentido así alguna vez. El onanismo pornográfico está bien en su justa medida, pero en cantidad, como que nos deja vacíos. ¿No crees? ;)

Elocuente dijo... 22/10/07 12:00 p. m.

¡Ah! Hemos decidido enlazarte. Saludotes!

Johnny Lingam dijo... 22/10/07 10:45 p. m.

Muchas gracias a ti, elocuente.
Si te fijas en la fecha del anterior post, más bien soy fantásticamente vago. Por lo demás el post no es mío (soy incapaz de escribir con tanta gracia), pero no negaré que me he encontrado alguna vez en una situación similar, incluida la pillada materna. Se suele abusar de las filosofías orientales -o de su vulgarización-, pero creo que esta pequeña anécdota explica mejor el rollo del yin y el yang (o cómo en cualquier par de opuestos cada uno desemboca indefectiblemente en su contrario) que veinte tratados de filosofía.

No me costará nada enlazarte a mi vez, y no será por cortesía, sino porque tu blog me parece muy visitable.

Publicar un comentario

Last.fm Tumblr

Comentarios recientes

Blogroll