15 abril, 2005

Del cannabis y sus efectos afrodélicos

El poder sexual de la marihuana
Hasta hace un par de años pensaba que era un bicho un poco raro, pues no es frecuente escuchar experiencias acerca de la práctica del sexo bajo la influencia del cannabis. Sin embargo, yo he tenido experiencias sexuales tan intensas estando fumado que han llegado a cambiar mi concepción sobre lo que era posible sentir. En concreto, desde mi punto de vista de hombre, siempre tiendo a pensar que he sido capaz de entender y llegar a percibir lo mismo que siente una mujer, que generalmente tienen orgasmos mucho más prolongados y aparentemente más intensos y placenteros, además de disfrutar posiblemente mucho más durante todos los momentos del juego sexual (al menos esa es la experiencia con mi pareja, que no fuma). Además, en mi caso, acrecienta el deseo y la capacidad sexual, pudiendo aguantar mucho más tiempo y disfrutando más intensamente. Mi pareja no sólo lo agradece, sino que asegura que los momentos de máximo placer los obtiene sin duda cuando yo he fumado previamente.

Trato de describir brevemente los cambios en la percepción que se producen:

La agudización extrema que se produce en todos los sentidos, es máxima en el tacto. Una mínima caricia o roce produce una cadena de sensaciones y efectos muy profundos, de modo que si el contacto se produce directamente en una zona muy sensible, puede ser incluso excesivo. La relajación extrema te permite concentrarte totalmente en la superficie de la piel, y los sucesivos contactos y caricias, especialmente si son orales, y te van llevando a un estado de bienestar y placer que puede hacer que te desconectes absolutamente de la realidad y sólo tengas placer casi ilimitado, tanto que nunca creí que fuera posible.

No exagero un ápice, y con buena música es aún mejor. También depende del tipo de maría y de la dosis, que no debe ser excesiva.

Decía que me consideraba un bicho raro, pero últimamente he hablado con algunos colegas que describen exactamente lo mismo que yo, así que no debe ser un caso único. Me gustaría saber si es frecuente que la maría produzca una amplificación enorme en las sensaciones sexuales, o sólo nos pasa a algunos privilegiados.

Enviado al cannabiscafé por Yopispo

Comments

3 Responses to "Del cannabis y sus efectos afrodélicos"

Anónimo dijo... 1/6/08 12:55 p. m.

Como decimos por aquí, "Lo has clavao... pisha" . No eres un caso único. Allá los que se lo pierdan. No le des publicidad porque si no, ya mismo lo comercializarán y la cagamos.

Anónimo dijo... 21/7/09 7:17 a. m.

Yo creo que puede ser cierto. No fumo ni nada, pero cuando entras a un estado de relajacion a traves de un juego erotico se consiguen los mismos efectos, pues nuestra capacidad de creatividad desarrolla inmensas sensaciones a nivel cerebral que se van a reflejar en sensaciones corporales. Asi que no es necesario fumar la marihuna en mi caso. este tipo de experiencias las he compartido con colegas quienes han vivido lo mismo sin necesidas, reitero, de fumar marihuana.

Carlos Bozalongo dijo... 21/7/09 2:52 p. m.

Por mi parte suscribo tus palabras punto por punto (y también los resultados de la investigación que das en otra de las entradas de la etiqueta cannabis) y hablo por experiencia, muy intensa por cierto. No obstante, es un asunto sabido desde la antigüedad. Giorgio Samorini en su obra "Los alucinógenos en el mito" (La liebre de Marzo, 2001), nombra una leyenda nepalí sobre Shiva y Parvati que se cuenta para justificar el calificativo que recibe el cannabis como "alucinógeno para la paz doméstica", explicando que con él, Parvati consiguió que su díscolo marido, que andaba siempre detrás de las ninfas (despertando los celos de Parvati) abandonase esta costumbre para no dejar ya su hogar donde disfrutaba con su compañera de una infinita lujuria y beatitud gracias a las flores del cáñamo. Por cierto, la leyenda explica que la primera experiencia de Shiva con el cáñamo le llevó en su unión con Parvati a un éxtasis sagrado que abriría las puertas del paraíso a sus seguidores (que consumen, claro está, este don de los dioses. En fin, son mitos y metáforas, pero explican a su manera lo que muchos estamos descubriendo en el cannabis en relación con el sexo.

Publicar un comentario

Last.fm Tumblr

Comentarios recientes

Blogroll